La marimba: un patrimonio cultural que comparten Colombia y Ecuador

Este miércoles la Unesco anunció que aceptó la solicitud de los dos países, para ser incluido Ecuador a la declaratoria de Colombia denominada “Músicas de marimba y cantos tradicionales del Pacífico Sur”, que este organismo suscribió hace 5 años.

“Recibimos con alegría fraterna la declaratoria de inscripción  binacional de la manifestación cultural Músicas de marimba, cantos y danzas tradicionales del Pacífico Sur de Colombia y de la provincia de Esmeraldas en Ecuador, en la Lista Representativa de Patrimonio cultural Inmaterial de la Humanidad en la que ya había sido inscrita a nombre de Colombia en noviembre de 2010″, dijo a través de un comunicado la Ministra de Cultura, Mariana Garcés.

Las Músicas de marimba y los cantos tradicionales del Pacífico Sur son una de las nueve manifestaciones que se encuentran inscritas en la Lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

(La declaratoria) ahora fortalece su presencia en el mundo en unión con el hermano país del Ecuador, con el que compartimos mucho más que las fronteras, como lo demuestra el hecho de que la manifestación inscrita comparte su espíritu, encarnado en hombres y mujeres descendientes de la diáspora africana que poblaron este Nuevo Mundo”, añadió la funcionaria.

Alrededor de la práctica musical se tejen relaciones sociales propias de la cotidianidad de las comunidades negras: quehacer doméstico colectivo, fiestas patronales y fiestas populares, lo que permite la conservación del saber ancestral por medio de la tradición oral.

“​La decisión tomada por el Comité, permite planear y ejecutar acciones conjuntas para promover la salvaguardia de la manifestación en el territorio. Además se estimula la idea en el público de que Colombia y Ecuador son países hermanos”, puntualizó en un comunicado Alberto Escovar, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

Tanto los cantos mortuorios como los cantos de arrullo y currulaos, a menudo interpretados por mujeres, tienen su raigambre en las antífonas de claro origen africano, que en algunos casos se consustancian con formas de los cantos europeos y los cantos indígenas en América.

 Fuente

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *