Bonifacio Bautista: compositor Norte Santandereano

por Dora Corita Rojas 

e

En próximos días se celebra 108 del natalicio de uno de los más importantes compositores colombianos: el maestro Norte Santandereano Bonifacio Bautista nacido en la ciudad de Pamplona, y con motivo de ello, apreciados músicos y promotores de la música colombiana le rinden tributo a su legado musical, les comparto su reseña biográfica como un  homenaje en este 7 de noviembre.

El maestro José Bonifacio Bautista Gélvez nació en Pamplona (Norte de Santander), en el hogar conformado por Don Eladio Bautista y Doña Dolores Gélvez, el 7 de noviembre de 1908.

Inició sus estudios en la Escuela de Música dirigida por Gerardo Rangel padre del conocido compositor y pianista Oriol Rangel oriundo también de esa ciudad quien se desempeñaba como organista de la Catedral Santa Clara, cargo que él mismo desempeñó posteriormente. Fue también alumno de Celestino Villamizar de quien recibió clases de clarinete saxofón y piano. Dominaba con virtuosismo prácticamente todos los instrumentos, constituyéndose en maestro y director excepcional de Bandas y Coros. Fue fundador de más de cuarenta Bandas de Música en los Departamentos de Huila, Antioquia, Caldas, Valle y Cundinamarca.

Dominaba, también, con propiedad el tiple el requinto y la guitarra clásica. A la temprana edad de 18 años, inició su ciclo de composiciones en una amplia gama de ritmos como pasillos, bambucos, rumbas criollas, joropos andinos, valses, boleros, danzas y pasodobles. Entre otros muchos títulos cabe destacar “Adioses”,  “Ay sos camisón rosao”, “Todo tuyo”, “Arreboles”, “Mónica”, “Mi Patria chica”, Ciudad de encanto”,  “Espíritu Huilense”, “Mi Pamplona”, “Diablillo’, “Ecos de Santander”, “Gran Colombia”, “Tardes de España”, “Rascómetro”, “Bogotanita querida”, “Lolita’ “El Acróbata”, etc. que llenan varios álbumes con más de trescientas partituras, las cuales se están imprimiendo como un merecido reconocimiento por parte de la Gobernación del Departamento Norte de Santander y de Alcaldía de la ciudad de Pamplona.

Se trasladó a Bucaramanga donde dictó clases en el Conservatorio, fue solista de la Banda Departamental y realizó presentaciones en la radio. Posteriormente se radicó en Bogotá, ingresando a la Banda de la Policía Nacional como solista y arreglista, bajo la dirección del maestro Dionisio González. Complementó sus conocimientos de armonía y composición con el Profesor del Conservatorio Nacional Demetrio Haralambis.

En esa época fue también instrumentista, director y miembro de conocidas agrupaciones musicales de la capital.
Haciendo honor al nombre de “Gitano de la música” recorrió diferentes sitios del país conformando grupos corales, estudiantinas, orquestas y bandas musicales. Entre otras ciudades vivió en Pamplona, Neiva, Rio sucio, Bucaramanga, Bogotá, Medellín, Manizales, Zarzal y Cartago. Su labor pedagógica estuvo encaminada a difundir nuestra música a los niños y a los jóvenes, por eso fue dejando a su paso un semillero de músicos.

Con otros compositores de la época, se reunieron para fundar la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (SA YCO) donde tiene registradas algunas de sus composiciones.
Algunos de los homenajes recibidos fueron:
1978- Premio Nacional de Composición Musical en Neiva. ¬1979 Casa de la Cultura y Centro de Artes Oriol Rangel de Pamp1ona. – 1989 Instituto de Cultura y Turismo de Bogotá, sala Oriol Rangel  del Planetario Distrital. – 1996 Gran Concierto de Música Colombiana en la ciudad de Pamplona. – XXII concurso Nacional de Bandas Musicales en Paipa (Boyacá). En sus últimos años se radicó en la ciudad de Cali donde falleció el 1 de noviembre del año 1999.

El Departamento y la Ciudad rendirán un merecido homenaje a este ilustre intérprete y compositor de nuestra música andina colombiana, con motivo del centenario de su nacimiento.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *